Tipos de higiene facial
Tipos de higiene facial

Nuestro rostro no sólo es espejo del alma (y fiel indicador de nuestra edad, o al menos de la que aparentamos). También se trata de la parte del cuerpo que más exponemos a la contaminación y la suciedad. De ahí que sea tan importante cuidarla, protegerla y limpiarla a diario con mimo. Aunque como todo cuidado de nuestra piel es siempre poco, lo ideal es conocer los distintos tipos de higiene facial que existen para así saber cuál resulta la opción más ventajosa para nuestro tipo de piel.

Una buena higiene facial diaria te ayudará a retrasar los tratamientos de rejuvenecimiento facial

¿Qué tipo de piel tengo?

La piel del rostro se enfrenta a diario al polvo, la polución del medio, la suciedad y los propios residuos que forma nuestra piel. Todos estos deben limpiarse para que la piel pueda depurarse, respirar y absorber bien los productos tratantes.

Pero para saber cuál de los tipos de higiene facial te interesa más, primero es importante conocer el tipo de piel que tienes.

Piel grasa

La piel grasa tiende a sufrir acné, espinillas y otras erupciones. Puede reconocerse también por tener más brillo como consecuencia de la grasa a la que es propensa.

Se trata de un tipo de piel que requiere cuidados específicos y tratamientos pensados especialmente para pieles grasas.

  • Las pieles grasas deben lavarse dos veces al día, por la mañana y por la noche, para eliminar cualquier tipo de impureza.
  • Limpiar bien el maquillaje siempre antes de irse a dormir
  • Utilizar tónico después de lavarse el rostro para acabar con restos de grasa que puedan quedar
  • Las cremas hidratantes mejor a base de agua
  • Funcionan bien las mascarillas de arcilla y sándalo, puedes usarlas dos veces a la semana
  • Los exfoliantes suaves te ayudarán a combatir puntos negros y células muertas

     

Piel normal

La piel normal requiere menos cuidados que las demás, aunque la higiene facial sigue siendo básica y necesaria.

Son pieles normales las que no suelen sufrir alteraciones y tienen secreciones equilibradas.

Es importante preservar su estado natural, protegerla de la deshidratación y la acción dañina del sol.

  • Lavar por la mañana y antes de dormir
  • Tonificar e hidratar la piel al menos una vez al día

Piel mixta

Es la combinación de piel seca y piel mixta. Puede resultar más grasa en las zonas de la nariz y la frente, y más seca en mejillas. Es el tipo de piel más habitual.

  • Límpiala con un jabón suave para la piel del rostro
  • Una tónico o astringente en las zonas más grasas
  • Mascarilla facial al menos una vez por semana
  • Aplicar crema hidratante, más cantidad en las zonas secas y menos en las grasas

     

Piel seca

Es un tipo de piel de textura fina, que suele tener un aspecto mate y seco. Por eso requiere más cuidados y también más hidratación.

  • Lava la cara con productos específicos para pieles secas
  • Aplica cremas hidratantes para piel seca
  • Por las noches usa también cremas específicas
  • También funcionan bien las mascarillas hidratantes dos veces por semana

Si además tu piel es sensible, deberás usar productos suaves y orgánicos, que respeten tu tipo de piel.

¿Qué tipos de higiene facial existen?

Hoy en día podemos encontrar diversos tipos de higiene facial, desde la limpieza facial profunda y profesional, a las más simples que deben hacerse a diario en casa.

Limpieza básica

Es el tipo de limpieza que todas debemos hacernos en casa, con una rutina diaria. Se basa en desmaquillarse, aplicar tónico y crema hidratante, mañana y noche.

En los centros de estética también se hacen limpiezas básicas. Aunque en estos casos se completan con dermolimpieza, exfoliación, extracción, mascarilla específica y crema hidratante.

Peeling químico

Además de la limpieza facial, el peeling químico nos ayuda a eliminar las capas superficiales de la piel más castigadas por la suciedad. Existen diversos tipos de peeling. Por ejemplo, el que utiliza ácido glicólico ayuda a eliminar marcas y manchas.

Higiene facial con vapor

La limpieza facial con vapor se utiliza para abrir los poros y facilitar la extracción de los puntos negros. Después de aplicar el vapor y proceder a la limpieza, se emplea crema hidratante y mascarilla facial.

Microdermoabrasión

La microdermoabrasión es uno de los tipos de higiene facial más profundos. Se trata de un tratamiento no invasivo con el que se realiza una exfoliación profunda de la piel, al eliminar las capas más superficiales de la dermis.

Con este tratamiento se estimula la regeneración celular y promueve la producción de colágeno y elastina. También da luz y firmeza al rostro, disminuyendo las arrugas.

En nuestra clínica de medicina estética en Jaén disponemos de todos los tratamientos de estética que necesitas para cuidar tu piel.

¿Necesitas más información? Contacta con nosotros.

 

 

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Más
artículos