¿Qué es la ozonoterapia?
¿Qué es la ozonoterapia?

Durante la pandemia del coronavirus el uso de ozono para desinfectar los espacios fue sometido a un gran debate entre defensores y detractores. Pero en este caso queremos hablaros del uso de esta sustancia en el campo de la medicina estética y el cuidado de la piel, más concretamente de la ozonoterapia como tratamiento para eliminar la celulitis sin cirugía.

¿Qué es el ozono?

El ozono es una molécula que se compone por tres átomos de oxígeno, que se forma al combinar una molécula de oxígeno (O2) con un átomo de oxígeno (O). Y aunque la primera asociación que hacemos del ozono es con la capa de atmósfera que nos protege de las radiaciones ultravioletas, como decíamos esta molécula tiene muchas otras aplicaciones, algunas de ellas muy perjudiciales para la salud.

La ozonoterapia consiste en la administración de ozono médico en el organismo para tratar diversas enfermedades:

  • Modulación del sistema inmunitaria
  • Modulación del estrés oxidativo e inflamación
  • Mejora de la oxigenación de los tejidos
  • Acción directa de tipo desinfectante y trófico

El ozono que se utiliza en medicina es realmente una mezcla de oxígeno y ozono. Así que la concentración de este gas es cincuenta veces menor que el que se utiliza en la industria.

¿Para qué está indicada la ozonoterapia?

Los especialistas en Medicina Estética estiman que la ozonoterapia ofrece grandes resultados en todas esas personas que quieran combatir la celulitis y la flacidez cutánea. Ya que se trata de un tratamiento con un gran efecto lipolítico, trófico y bioestimulante.

Ozonoterapia para eliminar la celulitis

La ozonoterapia como tratamiento de estética consiste en oxigenar el tejido y de ahí que funcione también contra la celulitis, que se caracteriza por el medio tóxico en el que se desarrolla.

Esta sustancia, conocida también como súper oxígeno, se inyecta de forma localizada y con mesoterapia.

La infiltración del ozono bajo la piel se hace mediante microinyecciones subcutáneas que alcanzan la hipodermis, donde se encuentra el tejido graso que forma la piel de naranja. La profundidad de la inyección no supera los tres milímetros.

Estas inyecciones las realiza una especialista médica en la zona a tratar, y luego concluye el tratamiento con un masaje que asegura la difusión adecuada de la sustancia en la zona a tratar.

El objetivo de la ozonoterapia inyectada es normalizar la viscosidad del medio extracelular y mejorar el drenaje. Con la presencia de O3 en la zona a tratar, la grasa pasa de ser hidrófoba a hidrófila, es decir, soluble en agua. De esta manera se consigue que sea más fácil de metabolizar y liberación de los ácidos grasos insaturados que contienen los adipocitos.

El ozono actúa también sobre las paredes vasculares, aumentando la liberación de oxígeno por parte de los glóbulos rojos y la hemoglobina. De esta manera se consigue estimular la microcirculación.

Resultados de la ozonoterapia

Para obtener los mejores resultados son necesarias varias sesiones de ozonoterapia. A corto plazo se aprecia una mejora en la calidad de la piel, que se ve más lisa y elástica.

Conforme avanza el tratamiento, se va alisando el relieve cutáneo, consiguiendo una firmeza mejorada del tejido y una pérdida de volumen en las zonas tratadas.

Los tratamientos con ozono no causan alergias ni efectos indeseados. Aunque es importante acudir a un profesional especializado en esta técnica para que administre la cantidad de ozono adecuada, y así obtener los resultados deseados.

Conclusión

En Dra. Rivas Jaén encontarás los mejores tratamientos para remodelar tu figura y combatir la grasa acumulada.

Según el tipo de celulitis, puede ser recomendable combinar diferentes tratamientos anticelulíticos, como puede ser la radiofrecuencia, la mesoterapia o la presoterapia.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Más
artículos